Ruta de Senderismo del Frente del Agua

Ruta del Frente del Agua

El agua, elemento fundamental para la supervivencia, ha sido a lo largo de la historia un bien a proteger. Esto no fue una excepción en la contienda fratricida de la Guerra Civil en la Sierra Norte de Madrid.

 

  • Distancia del recorrido: 8,2 km
  • Desnivel: 235 m
  • Tiempo aproximado: 2 h 20 min
  • Dificultad: media

Para ampliar información o realizar esta ruta ampliada visite este enlace de rutas de  la Sierra Norte de Madrid.

Ruta del Frente del Agua, la Batalla en Buitrago de Lozoya y Puentes Viejas

Desde el inicio de la Guerra Civil, el frente de la Sierra de Norte de Madrid, fue uno de los escenarios que se mantuvo casi sin cambios durante toda la guerra. Al inicio de la misma el general Mola, que estaba a cargo del frente norte, preparó el asalto a Madrid a través del puerto de Somosierra consiguiendo tomar el mismo, pero una vez traspasado su intento fue desbaratado por las tropas de la República que les detuvieron al norte de Buitrago de Lozoya.

La linea del frente quedó definida en la parte norte de los embalses, garantizando consecuentemente el suministro de agua potable a la ciudad de Madrid y salvaguardando el objetivo estratégico de los embalses del Villar y de Puentes Viejas, que acumulaban el preciado agua del Lozoya. 

En las laderas y colinas de esta parte de la sierra, situadas al norte de estos embalses, ubicaron ambos bandos un frente fuertemente fortificado, se escavaron kilómetros de trincheras y se construyeron numerosos puestos de defensa.

El frente recorría en paralelo al río Lozoya los pinares y laderas desde Buitrago de Lozoya , hasta la Hiruela, atravesando los pueblos diseminados por la zona, Paredes de Buitrago, Prádena del Rincón, Montejo de la Sierra, etc.

Ruta Senderismo Frente del Agua Sierra de Madrid

Un Frente «a tiro de piedra»

Era tal la «cercanía» de ambas líneas situadas a pocos cientos de metros, que según cuenta el miliciano republicano Juan Acosta en sus memorias, había veces que se intercambiaban hasta tabaco.

«Otras veces nos pedían si teníamos papel de fumar, ya que en la zona roja estaban las fábricas de papel de fumar, tenían las marcas Mi Papel y Smoking, en cambio ellos tenían el tabaco que a nosotros nos faltaba, por eso nos poníamos de acuerdo, cogíamos una piedra, le atábamos el librillo de papel de fumar y se lo lanzábamos, ya que a mano nos alcanzaba el tiro, y ellos hacían lo mismo con el tabaco.»

Desde el año 1936 hasta el 1939, las dos líneas permanecieron prácticamente inamovibles en esta zona de la Sierra de Madrid, el abandono de las fortificaciones una vez terminada la guerra, junto con la acción del tiempo y la naturaleza, han provocado que estuvieran ocultos estos vestigios de nuestra historia reciente.

Salvo los abuelos de los pueblos limítrofes o los buscadores de setas en los pinares, que de vez en cuando se sorprendían con el hallazgo, nadie conocía su existencia.

Hace unos años la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid con la colaboración del Ayuntamiento de Puentes Viejas, ha musealizado un recorrido circular que se inicia en Paredes de Buitrago y transcurre a lo largo del frente.

Para facilitar su visita, han editando una guía que pude descargarse en este enlace.